PRL

PRL

ACCIDENTES DE TRABAJO

Debido al desarrollo tecnológico tan importante que se ha observado en los últimos tiempos, se ha propiciado a la evolución de los procesos de trabajo, eliminando ciertas técnicas peligrosas e incorporando otras de menor riesgo.

Resulta obvio que los cambios sufridos han modificado los riesgos del sector, siendo el tipo de lesiones más frecuentes las leves, que las graves, muy graves o incluso los mortales.

Según las últimas estadísticas, la práctica totalidad de los accidentes ocurridos dentro del sector de las artes gráficas son de carácter leve. No obstante se observan puntualmente accidentes de tipo grave, muy grave o mortal.

“Se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena”. (Art. 115 L.G.S.S.).

Entre ellos:

  • Los accidentes al ir o al volver del lugar del trabajo.
  • Los ocurridos con ocasión o como consecuencia del desempeño de cargos electivos de carácter sindical, así como los ocurridos durante los desplazamientos para el ejercicio de las funciones propias de dichos cargos.
  • Los acontecidos con ocasión o por consecuencia de las tareas que ejecute el trabajador en cumplimiento de las órdenes del empresario o por el buen funcionamiento de la empresa; aunque sean distintas a las que marca y determina su categoría profesional.
  • Las enfermedades que contraiga el trabajador con motivo de la realización de su trabajo, siempre que la enfermedad tenga por causa exclusiva la ejecución del mismo y así venga demostrado.
  • Las enfermedades o defectos, padecidos con anterioridad por el trabajador, que se agraven como consecuencia de la lesión constitutiva del accidente.
  • Los acaecidos en actos de salvamento y en otros de naturaleza análoga, cuando unos y otros tengan conexión con el trabajo.

Quedan exentos de esta consideración:

  • Los accidentes que sean debidos a fuerza mayor al trabajo, entendiendo por ésta la que sea de tal naturaleza que ninguna relación guarde con el trabajo que se ejecutaba al ocurrir el accidente. En ningún caso se considerará fuerza mayor extraña al trabajo la insolación, el rayo y otros fenómenos análogos de la naturaleza.
  • Los accidentes que sean debidos a la imprudencia temeraria del trabajador accidentado.

“Se entiende por accidente de trabajo del trabajador autónomo el ocurrido como consecuencia directa e inmediata del trabajo que realiza por su propia cuenta y que determina su inclusión en el campo de aplicación del régimen general”.

¿QUÉ SON LOS ACCIDENTES SIN BAJA MÉDICA?

Definiremos este tipo de accidentes como aquellos en los que no se haya ocasionado la ausencia del trabajador de su puesto de trabajo por tiempo superior a un día, ni exista prescripción médica al respecto.

ACCIDENTES DE TRABAJO Y PREVENCIÓN

El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo establece otra definición complementaria a la que hemos visto en la Ley General de la Seguridad Social y es que la que establece que un accidente de trabajo:

“Es un suceso anormal que se presenta de forma brusca e inesperada, normalmente evitable, que interrumpe la continuidad del trabajo y que puede causar o no lesiones a las personas y que puede generar pérdidas económicas”

¿DEBEMOS INVESTIGAR LOS ACCIDENTES DE TRABAJO? ¿PARA QUÉ?

Hay que entender la investigación de accidentes como una herramienta de prevención, que ayuda de manera directa al conocimiento de situaciones de riesgo real o potencial, a implantar medidas de carácter correctivo e incluso preventivo, y nos ayuda mejorar las condiciones de seguridad y salud en el trabajo.

¿QUÉ HACER EN CASO DE ACCIDENTE LABORAL PASA SU GESTIÓN?

El empresario tiene la obligación de “notificar por escrito a la autoridad laboral los daños para la salud de los trabajadores a su servicio que se hubieran producido con motivo del desarrollo de su trabajo” (art.23 L.31/95)

Para ello se establecen distintos modelos de notificación (Orden de 16.12.87):

1.- Parte de Accidente de Trabajo: se cumplimentará en aquellos accidentes de trabajo o recaídas que conlleven la ausencia del accidentado del lugar de trabajo de, al menos, un día – salvedad hecha del día que ocurrió el accidente -, previa baja médica.

Dicho documento será remitido por el empresario o trabajador por cuenta propia, según proceda, en el plazo máximo de 5 días hábiles, contados desde la fecha en que se produjo el accidente o desde la fecha de la baja médica.

Los destinatarios serán los siguientes (ver figura 1): Entidad gestora o colaboradora (original), Dirección General de Informática y Estadística del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales (1ª copia), Autoridad Laboral (2ª copia), Empresario (3ª copia), Trabajador (4ª copia).

2.-Relación de accidentes de trabajo ocurridos sin baja médica: se cumplimentarán mensualmente en aquellos accidentes de trabajo que no hayan causado baja médica. Dicho documento será remitido por el empresario o trabajador por cuenta propia, según proceda, en los cinco primeros días hábiles del mes siguiente al que se refieren los datos y los destinatarios son los mismos que en el caso anterior.

3.-Relación de altas o fallecimientos de accidentados: se cumplimentará mensualmente, relacionándose aquellos trabajadores para los que se hubieran recibido los correspondientes partes médicos de alta.

Dicho documento será remitido mensualmente por la Entidad gestora o colaboradora a la Dirección General de Informática y Estadística del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales antes del día 10 del mes siguiente al de referencia de los datos, indicando la causa del alta.

  • Artículos 115; 156 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 31 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social.
  • Disposición Adicional trigésimo cuarta del citado Real Decreto Legislativo establece la definición de accidente de trabajo del trabajador autónomo.
  • Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales:
    • Artículo 16º punto 3, relativo a la evaluación de riesgos
    • Artículo 23º, relativo a la documentación.
  • Ley 54/2003, de 12 de diciembre, reforma del marco normativo de la prevención de riesgos laborales, y en su Capítulo I, artículo segundo, apartado Dos, modifica el artículo 16º.
  • Orden de 16.12.87

ENFERMEDADES PROFESIONALES DERIVADAS DEL TRABAJO

Para comenzar a hablar sobre las enfermedades profesionales, debemos entender una serie de conceptos que nos harán conocer mejor de dónde provienen las enfermedades y por qué debemos tener especial consideración con ellas. Observaremos más adelante las diferencias que encontramos también con los accidentes de trabajo, y que estos dos conceptos no siempre van de la mano.

En  primer lugar  la definición de PREVENCIÓN DE RIESGOS que marca la normativa vigente. Por ello al preguntarnos ¿Qué es la prevención de riesgos?, diremos que es:

“El conjunto de actividades o medidas adoptadas o previstas en todas las fases de actividad de la empresa con el fin de evitar o disminuir los riesgos derivados del trabajo”. (Artículo 4.1 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales.)

En segundo lugar debemos definir ¿qué es un riesgo laboral?:

“Se entenderá como «riesgo laboral» la posibilidad de que un trabajador sufra un determinado daño derivado del trabajo. Para calificar un riesgo desde el punto de vista de su gravedad, se valorarán conjuntamente la probabilidad de que se produzca el daño y la severidad del mismo.” (Artículo 4.2 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales.)

Y por último y no menos importante ¿qué es un daño derivado del trabajo?:

“Se considerarán como «daños derivados del trabajo» las enfermedades, patologías o lesiones sufridas con motivo u ocasión del trabajo.” (Artículo 4.3 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales.)

En éste tercer punto ya nos introduce el término enfermedad y lo relaciona directamente con el trabajo. Por ello la definición de ENFERMEDAD PROFESIONAL nos dice que es:

“La contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena en las actividades que se especifiquen en el cuadro que se apruebe por las disposiciones de aplicación y desarrollo de esta Ley, y que esta proceda por la acción de elementos o sustancias que en dicho cuadro se indiquen para cada enfermedad profesional”. (Art. 116 de la Ley General de la Seguridad Social.)

Al leer esta definición nos podemos hacer una pregunta:¿Los trabajadores autónomos no sufren enfermedades profesionales?. En respuesta a ello diremos que con la aprobación de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo, (entendiendo por trabajador autónomo el que trabaja por cuenta propia); se les reconoce el derecho a prestaciones por contingencias profesionales, tanto en el caso de autónomos económicamente dependientes que es obligatoria la cotización y por tanto la prestación; como para el resto cuya cotización es voluntaria.

Siguiendo con esto, ¿cuándo una enfermedad se considera profesional?,¿qué debe cumplirse para que sea tratada con este término?:

  • Por un lado que sea una consecuencia de las actividades que se especifican en el cuadro de enfermedades profesionales. Dicho cuadro es limitado ya que engloba un listado cerrado de enfermedades profesionales. (Cuadro de enfermedades profesionales, REAL DECRETO 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen criterios para su notificación y registro BOE nº 302 19/12/2006)
  • Y por otro, que proceda de la acción de elementos o sustancias que se indiquen para cada enfermedad dentro del cuadro de enfermedades profesionales.

¿Qué ocurre si sufrimos una enfermedad profesional que no está en el cuadro?

No serán consideradas enfermedades profesionales, pero podremos incluirlas en el concepto de accidentes laboral tal y como establece el artículo 115 e), de la Ley General de la Seguridad Social.

¿Cómo se declara una enfermedad profesional?

1.- Acudir en primer lugar a la Mutua cuando el problema de salud venga derivado del trabajo para que declare lo que proceda.

La mutua debe solicita al empresario los datos básicos del trabajador para cumplimentar el parte(.MTAS > Orden TAS/1/2007, de 2 de enero, por la que se establece el modelo de parte de enfermedad profesional)

2.- Acudir al médico de cabecera o de la seguridad social (atención primaria), que será el que valore la posibilidad o no de que exista una enfermedad cuyo origen sea el trabajo.El médico emitirá un informe con su diagnóstico y lo trasladará a la Inspección Médica o autoridad sanitaria correspondiente.

Tras esto, la autoridad sanitaria competente en cada localidad trasladará a la Mutua del trabajador el informe diagnóstico para que sea ésta la que emita el parte de enfermedad profesional.

Diferencias entre accidente de trabajo y enfermedad profesional

ENFERMEDAD PROFESIONAL ACCIDENTE DE TRABAJO
Su inicio es lento

No es violenta y está oculta

Es progresiva en el tiempo

El trabajador opone una gran resistencia

Su inicio es brusco

Es violento e inesperado

Es súbito

El trabajado no opone apenas resistencia

CONTAMINANTE QUIMICOS

Cuando se habla de productos químicos, se debe diferenciar entre los riesgos que llevan intrínsecos, y los riesgos o perjuicios derivados de su manipulación.
A continuación,se expone como evaluar y determinar los riesgos, así como determinar las medidas preventivas a utilizar.

LA EXPOSICIÓN A CONTAMINANTES QUÍMICOS: RIESGO LABORAL

Debemos comenzar recordando lo que se entiende por PREVENCIÓN ya que no debemos olvidar a qué afecta. Por eso diremos que la prevención es el conjunto de actividades o medidas adoptadas o previstas en todas las fases de actividad de la empresa con el fin de evitar o disminuir los riesgos derivados del trabajo.

La prevención de riesgos laborales es la disciplina que busca promover la seguridad y salud de los trabajadores mediante la identificación, evaluación y control de los riesgos y posibles peligros asociados a un entorno laboral.

¿COMO IDENTIFICAMOS, EVALUAMOS Y CONTROLAMOS LOS RIESGOS?

Para el desarrollo de la prevención de riesgos en la empresa deberemos implantar una serie de procedimientos que engloben todas las fases de la actividad de la empresa incluyendo los puestos de trabajo, las áreas, las actividades dentro de los puestos, las herramientas que utilizan, la maquinaria que se maneja, los productos que se utilizan y los trabajadores que ocupan dichos puestos de trabajo.

Una vez que tenemos esta estructura clara, nos centraremos en cada uno de los puestos de trabajo, determinando los factores de riesgo, que son las características del trabajo que pueden incrementar la posibilidad de que se produzcan daños para la salud de los trabajadores. Los encontramos en cada actividad, tarea o labor que el trabajador realice para su desempeño.

Nos encontramos con diferentes factores (INSHT):

  • Ligados a las condiciones de seguridad
  • Ligados al medio ambiente de trabajo
  • Derivados de la organización del trabajo
  • Derivados de las características del trabajo

En este caso nos vamos a ocupar de los riesgos laborales derivados de la utilización de productos químicos y de la exposición a contaminantes químicos. Que se encuentran dentro de los factores de riesgos ligados al medio ambiente de trabajo.

Todos los productos químicos llevan intrínseco un peligro o un perjuicio derivado de su propia naturaleza, aunque no debemos olvidar que a esto hay que añadir los riesgos derivados de su manipulación.

¿Qué es un contaminante químico?:cualquier producto químico, orgánico o inorgánico, de origen natural o sintético, que puede incorporarse y difundirse en el ambiente, con efectos perjudiciales para la salud de las personas que entran en contacto con el producto en ese ambiente.

(INSHT. Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo)

¿Cuándo estamos expuestos?:cuando exista un contacto con el contaminante presente en el lugar de trabajo con el trabajador que ocupa dicho puesto. El contacto se puede dar por dos vías de entrada, la dérmica o por inhalación.

Hablamos de contaminantes químicos peligrosos cuando pueden alterar la salud de los trabajadores que ocupan puestos de trabajo con exposición a éstos.

¿QUÉ DEBEMOS CONOCER AL MANIPULAR UN PRODUCTO QUÍMICO?

  • Información del producto, a través de la FICHA DE DATOS DE SEGURIDAD y junto a esto cualquier otra información complementaria.
  • Información en cuanto a su manipulación; necesitamos conocer qué tipo de producto es, cómo debemos manipularlo, si se puede mezclar, si emite gases en su manipulación, cómo manejar los envases, cómo almacenar el producto, los equipos de protección personal que hay que utilizar en su uso y manipulación. Y por supuesto la preparación a llevar a cabo antes de su utilización, y con posterioridad, es decir un plan de trabajo.

POSIBLES RIESGOS CON EL USO Y LA EXPOSICIÓN

Según la Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos en los lugares de trabajo del INSHT, son:

  • Incendio y/o explosión
  • Reacciones químicas peligrosas
  • Inhalación del agente
  • Absorción a través de la piel
  • Absorción vía parenteral
  • Ingestión
  • Contacto de la piel o los ojos con el agente químico
  • Derivado de fallos en las instalaciones que puedan tener consecuencias para la seguridad y salud de los trabajadores

El REACH, reglamento (CE) nº 1907/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo es el Reglamento Europeo relativo al registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y preparados químicos. Fue aprobado el 18 de diciembre de 2006 y entró en vigor el 1 de junio de 2007. Este Reglamento supone una reforma total del marco legislativo sobre sustancias y preparados químicos en la Unión Europea. Su principal objetivo es garantizar un alto nivel de protección de la salud humana y el medio ambiente.

Otra normativa:

  • Real Decreto de agentes químicos 374/2001.
  • Real Decreto 665/1997, sobre cancerígenos
  • Real Decreto 396/2006, amianto

ERGONOMÍA

Dentro de los objetivos de la prevención está la mejora de las condiciones de trabajo, que implica la aplicación e integración de la Ergonomía en el ámbito laboral, evita los accidentes y patologías laborales, disminuye la fatiga física y contribuye al aumento de la productividad de los trabajadores derivada de su satisfacción.

No olvidando que del mismo modo se produce una reducción de costes y un beneficio económico para la empresa.

ERGONOMÍA EN EL ÁMBITO DE LAS ARTES GRÁFICAS

Dentro de la definición de prevención, y de la actuación de la empresa a este respecto, consideramos necesaria la integración de la ergonomía dentro del sistema general de gestión de la misma, ya que cuando hacemos prevención de riesgos, lo hacemos en todas la actividades que se desarrollen y afectando a todos los niveles jerárquicos.

De esta forma definimos la ERGONOMIA como:

  • Según la Asociación Internacional de Ergonomía, la ergonomía es el conjunto de conocimientos científicos aplicados para que el trabajo, los sistemas, productos y ambientes se adapten a las capacidades y limitaciones físicas y mentales de la persona.
  • Según la Asociación Española de Ergonomía, la ergonomía es el conjunto de conocimientos de carácter multidisciplinar aplicados para la adecuación de los productos, sistemas y entornos artificiales a las necesidades, limitaciones y características de sus usuarios, optimizando la eficacia, seguridad y bienestar.

Se debe tener en cuenta que los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales afectan a los trabajadores y a la empresa, ya que las jornadas de trabajo perdidas y los daños que causan dichos accidentes, paralizan la producción, e interrumpen la actividad diaria normal.

En los últimos tiempos este sector ha tenido un desarrollo tecnológico muy notable con la transformación de los procesos de trabajo sufridos y debido a la incorporación de técnicas informáticas, controles electrónicos, tintas de secado mediante rayos ultravioletas, se han minimizado muchos de los riesgos tradicionales, como la exposición a agentes químicos, el ruido o los riesgos de seguridad; pero surgen nuevos factores de riesgo, como es el caso de los riesgos ergonómicos, manejo de ordenador, como en los procesos de manipulación (mover bobinas, cambio de tintas, almacenaje, manipulado y envasado), posturas forzadas (encuadernación, corte, rebobinado, etc.) o movimientos repetidos (plegadoras, clasificación, confección, etc.).

Se deduce que los riesgos en estas industrias son diversos y variados aunque en este caso vamos únicamente a revisar los de tipo ergonómico.

PRINCIPALES RIESGOS ERGONÓMICOS

1.- Manipulación manual de cargas
2.- Fatiga postural
3.- Movimientos repetitivos (sobre todo en miembros superiores)
4.- Pantallas de visualización de datos

Ejemplos de tareas realizadas en el sector en las que podemos encontrarnos riesgos ergonómicos:

  • Colocación de cubetas de impresión
  • Manipulación de papel y cartón
  • Área de Preimpresión e impresión
  • Acabados y encuadernación
  • Desmontaje de cubetas de tinta
  • Manejo de la herramienta de corte
  • Manipulación de cargas voluminosas y pesadas.
  • Manipulación de cilindros
  • Área de bobinadoras
  • Montaje y desmontaje de las bobinas en la máquina y de los rodillos
  • Movimiento de carros y cubos de tinta
  • Extrusión/Laminación
  • Movimiento de materiales y productos necesarios para el abastecimiento de las distintas operaciones
  • Trabajo continuado en posición de pie
  • Traslado de las bobinas a la zona de almacenado y de los rodillos
  • Fabricación de cilindros
  • Conformación de bolsas
  • Laboratorios de tintas y de Calidad
  • Manipulado final y troquelado
  • Mantenimiento
  • Almacén
  • Departamentos de Ingeniería, Oficinas y Gerencia

PRINCIPALES MEDIDAS PREVENTIVAS

  • Aumentar los espacios de trabajo para favorecer la realización de las tareas
  • Formar a los trabajadores en manipulación de cargas
  • Hacer un estudio ergonómico de los movimientos repetitivos realizados para decidir las medidas a adoptar
  • Las cargas pesadas ó voluminosas se transportarán con ayuda de otro trabajador
  • Los puestos de trabajo estarán diseñados para la realización de un trabajo ergonómicamente correcto
  • Para evitar lesiones músculo-esqueléticas, adecuar el puesto de trabajo para que el codo del trabajador esté siempre en línea recta con el punto central de la pieza en el torno.
  • Realizar evaluaciones de cargas máximas admisibles
  • Se realizarán paradas periódicas para descansar
  • Uso de traspaletas para el desplazamiento de las cargas
  • Utilizar siempre que sea posible, medios auxiliares de carga.

NORMATIVA DE REFERENCIA:

  • REAL DECRETO 487/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la manipulación manual de cargas que entrañe riesgos, en particular dorsolumbares, para los trabajadores. BOE nº 97 23/04/1997
  • NORMAS TÉCNICAS SOBRE PRINCIPIOS ERGONÓMICOS
    • UNE-EN ISO 6385:2004. Principios ergonómicos para el diseño de sistemas de trabajo
    • UNE-EN 614-1:2006+A1:2009. Seguridad de las máquinas. Principios de diseño ergonómico. Parte 1: Terminología y principios generales
    • UNE-EN ISO 12100-1:2004+A1:2010. Seguridad de las máquinas. Conceptos básicos, principios generales para el diseño. Parte 1: Terminología básica, metodología.
    • ISO 26800:2011. Ergonomics – General approach, principles and concepts

PSICOSOCIOLOGíA EN EL ÁMBITO DE LAS ARTES GRÁFICAS

Los riesgos psicosociales afectan de manera importante a la salud de las personas, se encuentran entre los problemas que más dificultades plantean en el ámbito de la prevención de riesgos laborales y conllevan a desequilibrar la economía de las organizaciones empresariales.

PSICOSOCIOLOGíA EN EL ÁMBITO DE LAS ARTES GRÁFICAS

Dentro de la Prevención de Riesgos y más en concreto en sus diferentes ramas de actuación, nos encontramos con la Psicosociología Laboral.

Podemos definir la PSICOSOCIOLOGÍA LABORAL como la disciplina encargada de controlar todos los aspectos relativos el trabajo que pueden causar problemas en relación a las demandas y exigencias de un trabajador y a su capacidad de respuesta ante las mismas.

El fin de la psicosociología es evaluar y controlar riesgos de origen laboral para evitar y ajustar los posibles desequilibrios que encuentra los trabajadores.

Ese desequilibrio viene producido por una serie de FACTORES que podemos englobar en tres grupos (según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo):

  • Factores relacionados con la organización del trabajo
  • Factores relacionados con las relaciones interpersonales
  • Factores relacionados con el tiempo de trabajo

Entre los factores más importantes nos encontramos con los siguientes:

  • Sobrecarga de trabajo
  • Ritmo de trabajo inadecuado
  • Ambigüedad de rol y conflicto de rol
  • Malas relaciones personales
  • Inseguridad en el trabajo
  • Ausencia de participación del trabajador
  • Falta de formación en el trabajador
  • Excesiva responsabilidad

La presencia de todos estos factores psicosociales que perjudican la salud del trabajador, puede dar lugar a RIESGOS como estrés laboral, mobbing o acoso psicológico, trastornos depresivos, ansiedad, burnout o síndrome de estar quemado, entre otros.

La evaluación de riesgos de la diversidad de puestos y tareas dentro de la organización, determinará la necesidad de adoptar medidas preventivas a este respecto. Por todo ello, la prevención de riesgos laborales de tipo psicosocial, es una necesidad y una obligación como indica la Ley de prevención de riesgos laborales (L.31/95).

Si distinguimos cuatro procesos diferentes dentro del sector:

  • Manipulados de Papel y cartón
  • Preimpresión
  • Impresión
  • Encuadernación y acabado

Podemos determinar que los riesgos psicosociales pueden estar presentes encada uno de ellos. Cada proceso engloba una serie de puestos y a su vez cada puesto viene definido por una serie de tareas.

Se observarán todos los factores que influyen en cada una de esas tareas y puestos y se determinará la posibilidad de que exista un riesgo psicosocial. De este modo también podremos planificar la realización de un Estudio de Riesgos Psicosociales en concreto.

Siguiendo los principios de la acción preventiva del art. 15 de la LPRL, la aplicación de medidas preventivas con respecto a la psicosociología deberá:

  • Combatir los riesgos en su origen
  • Adaptar el trabajo a la persona, en particular en lo que respecta a la concepción de los puestos de trabajo, así como a la elección de los equipos y los métodos de trabajo y de producción, con miras, en particular, a atenuar el trabajo monótono y repetitivo y a reducir los efectos del mismo en la salud
  • Tener en cuenta la evolución de la técnica
  • Sustituir lo peligroso por lo que entrañe poco o ningún peligro
  • Planificar la prevención, buscando un conjunto coherente que integre en ella la técnica, la organización del trabajo, las condiciones de trabajo, las relaciones sociales y la influencia de los factores ambientales en el trabajo
  • Adoptar medidas que antepongan la protección colectiva a la individual
  • Dar las debidas instrucciones a los trabajadores

Destacamos las siguientes medidas preventivas para los riesgos psicosociales aunque podemos determinar las que se crean convenientes:

  • Se intentará que el trabajador tenga la máxima información sobre la totalidad del proceso en el que está trabajando. Deberá realizarse una evaluación completa del puesto.
  • Distribuir claramente las tareas y competencias. Es importante la consulta a los trabajadores.
  • Planificar los diferentes trabajos de la jornada, teniendo en cuenta una parte para imprevistos.
  • Realizar pausas o alternancia de tareas para evitar la monotonía del trabajo.
  • Se recomienda alternar tareas siempre que sea posible, así como realizar pausas periódicamente para evitar la fatiga mental (estrés) cuando la carga de trabajo sea excesiva o muy acelerada.
  • Aplicar técnicas de relajación, anti-estrés y delegación de tareas.
  • Se deberán considerar aspectos relativos al contenido de las tareas y al grado en que tales tareas responden a las expectativas del trabajador.
  • La carga de trabajo, complejidad, de las tareas, ritmos de trabajo, grado de autonomía, referente a la realización de la tarea, monotonía y/o repetitividad de las tareas, trabajo nocturno y/o turnos, conductas violentas y/o abusivas ya sean verbales o físicas deberán ser observadas.
  • Se tendrán en consideración los aspectos individuales que puedan ser determinantes en la percepción de las condiciones laborales con el fin de optimizar las capacidades de afrontamiento de cada persona sobre las situaciones laborales.

NORMATIVA DE REFERENCIA:

  • Factores de Riesgo Psicosocial. Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.
  • Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales. BOE nº 269, de 10 de noviembre de 1995.
  • Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención.BOE nº 27, de 31/01/1997.
  • Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. (Artículo 6, 7, 9, 48, 62)

TURNICIDAD Y NOCTURNIDAD

Entendemos que la organización del trabajo es uno de los aspectos más importantes de la actividad de las empresas, sin embargo la turnicidad y nocturnidad pueden llegar a suponer importantes problemas para los trabajadores ya que deben adaptar su vida personal a las necesidades del tiempo de trabajo. De este modo vemos que aunque los cambios sean para la empresa una mejora en cuanto a su eficacia productiva, no contribuyen en nada a la mejora de la salud y las relaciones socio familiares de los trabajadores.

RIESGOS DERIVADOS DE LA TURNICIDAD Y NOCTURNIDAD

Dentro de las organizaciones empresariales el tiempo de trabajo viene organizado en turnos. La diversidad que encontramos dependerá de muchos determinantes internos y externos de las empresas.

La turnicidad laboral exige un esfuerzo por parte de los trabajadores tanto desde el punto de vista físico ya que el organismo debe adaptarse a los cambios que sufre en relacióna la actividad y los descansos; como en el sentido personal, mental y familiar, y los desequilibrios que se producen en este sentido.

Se observa que la turnicidad es un riesgo importante y que no se tiene muy en cuenta a la hora de incorporarlo en las evaluaciones de riesgos de los puestos de trabajo. La dificultad que entraña su valoración viene dada por el desconocimiento existente.

DEFINICIÓN DE TRABAJO A TURNOS

“Se considera trabajo a turnos toda forma de organización del trabajo en equipo según la cual los trabajadores ocupan sucesivamente los mismos puestos de trabajo, según un cierto ritmo, continuo o discontinuo, implicando para el trabajador la necesidad de prestar sus servicios en horas diferentes en un período determinado de días o de semanas“. (Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.(art.36.3).

DEFINICIÓN DE TRABAJO NOCTURNO

  • La Organización Internacional del Trabajo lo define como todo trabajo que se realice durante un período mínimo de siete horas consecutivas, que comprenda el intervalo entre medianoche y las cinco de la mañana y que será determinado por la autoridad competente previa consulta con las organizaciones empresariales y de trabajadores o por medio de convenios colectivos.
  • En el RD 1 / 1995 Estatuto de los Trabajadores (art.36.1), dice que se considera trabajo nocturno el realizado entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana.
  • La jornada de trabajo de los trabajadores nocturnos no podrá exceder de ocho horas diarias de media, en un período de referencia de quince días.
  • Estos trabajadores no podrán realizar horas extraordinarias.
  • Se considera trabajador nocturno a aquél que realice normalmente en período nocturno una parte no inferior a tres horas de su jornada diaria de trabajo, así como aquel que se prevea que puede realizar en tal período una parte no inferior a un tercio de su jornada de trabajo anual.

DESEQUILIBRIOS Y CONSECUENCIAS

Las consecuencias del trabajo a turnos, especialmente el que incluye trabajo nocturno, se concretan en dos grupos:

1. Sobre la salud y el bienestar: Trastornos en la fisiología del organismo debidos a la desincronización de ritmos.

  • Trastornos gastrointestinales.
  • Aumenta el número de accidentes de trabajo y mayor gravedad de los mismos.
  • Insatisfacción personal en el trabajo.
  • Pérdida del apetito.
  • Alteraciones en el sueño.
  • Trastornos nerviosos.
  • Empobrecimiento de las relaciones sociales y familiares.
  • Pérdida de amistades.


2. Sobre la actividad laboral: Problemas sociales y familiares derivados de la falta de conciliación entre la actividad laboral del trabajador y la personal y social.

  • Aumento del número de errores.
  • Absentismo.
  • Reducción del rendimiento.
  • Disminución de la capacidad de control.

MEDIDAS PREVENTIVAS QUE AYUDARÁN A EVITAR O MINIMIZAR LOS RIESGOS DERIVADOS DE LA TURNICIDAD Y LA NOCTURNIDAD

  1. Posibilidad de reducción de la jornada laboral.
  2. Participación de los trabajadores en la organización de los turnos
  3. Flexibilización y adaptación de los turnos a las necesidades personales.
  4. Disponer de servicios que mejoren la organización como el transporte, o el comedor.
  5. Regular los relevos y las horas de comienzo de los turnos en función de las necesidades de los trabajadores.
  6. Regular los sistemas de rotación que beneficien a los trabajadores. Tener en cuenta los descansos.
  7. Desde el punto de vista médico se aconseja una rotación de ciclos cortos y situar el período principal de descanso después del último turno de noche.

Deja un comentario